El edificio que le costaría estatus de ciudad patrimonio de Cartagena

Para la Unesco, el proyecto urbanístico Aquarela amenaza la vista del castillo de San Felipe.

La declaratoria de Cartagena como patrimonio cultural de la humanidad, dada por el Comité Intergubernamental del Patrimonio Mundial de la Unesco en noviembre de 1984, está en peligro.

 Las alarmas se encendieron luego de que, tras una inspección realizada a las fortificaciones y baluartes de la ciudad Heroica por el arquitecto argentino Luis María Calvo, la Unesco advirtiera que el proyecto para vivienda de interés social (VIS) Aquarela Multifamiliar constituye “una afectación importante a la histórica relación visual del castillo de San Felipe y su entorno”.
 

El conjunto Aquarela, que proyecta cinco torres de 32 pisos cada una –solo se ha construido una y la obra fue suspendida cuando iba en el piso 30–, se ubica a una cuadra del emblemático castillo de San Felipe, la fortificación más representativa de Cartagena, según al Ministerio de Cultura. 

“Cuando en 1984 se elaboró el expediente para incluir a la ciudad en la lista mundial del patrimonio, el criterio arquitectónico expuesto habla de un sistema exclusivo con el puerto, fortalezas y conjunto monumental de Cartagena como lugar predominante, y dentro de este el castillo de San Felipe, en el cerro de San Lázaro, como el paisaje histórico y patrimonial más importante de la ciudad”, señala el arquitecto Álvaro Escobar, director de la división de Patrimonio del Mincultura.

El proyecto urbanístico, que está ubicado en el barrio Torices y cuyas licencias de construcción fueron autorizadas por el curador urbano n.° 1 de Cartagena, Ronald Llamas, ya tiene todos sus edificios comercializados.

“En este sistema, la estructura imponente del castillo de San Felipe de Barajas, que data de 1657, se erguía en una posición estratégica y dominante para proteger los caminos terrestres de acceso a Cartagena. La declaración de valor universal excepcional de este territorio destaca la importancia del formidable castillo de San Felipe sobre el peñasco rocoso que domina la ciudad...”, subraya en uno de sus apartes la misiva que fue enviada por la Unesco a la ministra de Cultura, Mariana Garcés, en la cual, la autoridad internacional plantea que: “(sic) la actual torre en construcción es prueba objetiva y demostrable, del riesgo que el Conjunto Multifamiliar Acuarela representa para Cartagena en su condición de bien inscrito en la lista de Patrimonio Mundial”.


Por ahora, la obra se encuentra paralizada como resultado de una acción popular elevada por el Ministerio de Cultura.

“El castillo fue el espacio clave en la defensa de la ciudad en 1741. Los ingleses no contaron con la estrategia que el almirante español Blas de Lezo tendió justo desde esta edificación y la cual terminó provocando su retiro”, agrega el arquitecto Escobar.

El sueño de una casa

Por otra parte, las 970 familias afectadas que adquirieron apartamentos por valores entre los 93 y 103 millones de pesos decidieron crear la asociación Asproaqua, con la cual pretenden luchar para que su sueño de tener una vivienda de interés social cerca del centro histórico no sea truncado. 

“El Estado tiene el deber de defender los derechos de las familias de compradores que adquirieron los apartamentos de buena fe. Somos personas de bien, trabajadoras, que pusimos todos nuestros ahorros en el sueño de comprar vivienda digna. El proyecto tiene todos los permisos en regla”, manifiesta Gabriel Trujillo, uno de los compradores afectados. 

Sin embargo, el arquitecto Escobar explica que ante la clara solicitud de la Unesco, la solución es puntual: “Se debe detener la obra, revocar las licencias de construcción y demoler la torre que ya está en pie”.

El plan de ordenamiento territorial (POT) del 2001 permite construcciones de hasta seis pisos en el barrio Torices. No obstante, el curador urbano, amparado en una circular del año 2013 emitida por el Distrito que permite el levantamiento de más de diez niveles en viviendas de interés social, vio viable los edificios de Aquarela. 

“El Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco desea reiterar su más alta preocupación por los potenciales impactos negativos presentes y futuros del complejo en los elementos que conforman el Valor Universal Excepcional (VUE) del bien inscrito en la lista del patrimonio”, señala en otro de sus apartes la carta del organismo internacional.

La juez décima administrativa de Cartagena, Haisary Castaño Villa, tiene hasta el mes de marzo para fallar a favor o en contra del proyecto que amenaza la declaratoria patrimonial de la primera ciudad turística del país, la cual, según datos de Corpoturismo, es visitada cada año por más de 2 millones de turistas.

Los errores de otras ciudades

En el 2009, el Valle del Elba en Dresde, un paisaje arquitectónico creado entre los siglos XVIII y XIX en la ciudad de Dresde, en el estado federal de Sajonia (Alemania), que ostentaba la declaratoria de patrimonio de la humanidad por la Unesco, perdió el título debido a la construcción de un puente de cuatro carriles para el tránsito de vehículos, a dos kilómetros de su centro histórico.

En febrero del 2014, la Unesco alertó sobre “la ruptura del paisaje urbano” en Valparaíso (Chile), por la construcción del Mall Plaza Barón
 en la tradicional bodega Simón Bolívar del muelle Barón de la ciudad portuaria. 

Pese a un informe que pidió el Gobierno sobre los posibles efectos negativos para el crecimiento, el Comité de Patrimonio Mundial rechazó el proyecto, lo que llevó a la presidenta, Michelle Bachelet, a conformar una comisión asesora patrimonial. En julio del 2017, tras varios rediseños, la Unesco aprobó su construcción. 

La Torre de Sevilla, un megaproyecto contemporáneo y el primer rascacielos de la ciudad española, puso en riesgo la declaratoria de patrimonio de la humanidad de edificaciones emblemáticas como la catedral, la Giralda, el Alcázar y el Archivo de Indias. Finalmente, la obra fue aceptada por la Unesco y Sevilla conservó el reconocimiento.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.