Cartagena Festival de Música, un éxito.

Durante 11 días, el evento hizo un homenaje al estilo clásico, con invitados de varios países.

Con la presentación de la Orquesta Sinfónica de Cartagena de Indias, el pasado domingo se clausuró la versión número 12 del Cartagena Festival de Música, que este año les rindió homenaje a los compositores Ludwig van Beethoven, Joseph Haydn y Wolfgang Amadeus Mozart.

Esta edición se definió con la temática clásica comprendida entre los años 1770 y 1815, época en la que se destacaron los homenajeados, y también con obras en distintos géneros instrumentales.

El director general del festival, Antonio Miscena, calificó como exitoso esta versión del encuentro, sobre todo por la acogida que tuvo de parte del público.

“Teníamos muchas expectativas porque la temática de este año era muy especializada y, como nunca, se presentaron conferencias lideradas por expertos, como el musicólogo Giovanni Bieti, pero el público respondió de manera notable”, dijo.

En total, se presentaron 43 conciertos, ocho gratuitos y cuatro en el Centro de Convenciones con boletería a bajo precio, y todos registraron llenos totales.
Según Miscena, la expectativa de 27 mil espectadores se superó, ya que, en total, fueron más de 30 mil.

“Podemos decir que el festival ya tiene un tamaño grande y lo mejor fue que la gente apreció mucho la temática que se escogió este año”, señaló Miscena.

Para el organizador, otro de los mitos que se está venciendo es el de pensar que el festival es un evento elitista.

“Más de la mitad del público que asistió fue cartagenero, y nos atrevemos a decir que es el festival de música culta en el mundo que tiene más participación popular. Las estadísticas no mienten”, señaló.

También destacó la presencia de 500 jóvenes estudiantes de música de diferentes ciudades del país, de los cuales 70 fueron becados por la organización.

No obstante, según Miscena, el festival puede crecer más, siempre y cuando haya más atención de la parte pública y de la empresa privada. “No podemos negar que este evento no existiera sin el apoyo de muchas empresas y entidades públicas, como la Alcaldía de Cartagena, pero se requiere más fortaleza para que se convierta en el más grande evento de música clásica de Latinoamérica”, indicó.

De igual modo, recordó una estadística que refuerza su opinión. “Si se invierte 1 peso en una programación cultural, a la economía de la ciudad que invierte se le regresan 7 pesos, y eso está comprobado”, expresó.

Agregó que es necesario aprovechar el talento que hay en Cartagena y en Colombia. “El Caribe es muy musical, la gente lo lleva en su sangre”. 

Un ejemplo es la Orquesta Sinfónica de Cartagena, que cerró el festival y mostró el avance de sus integrantes tras dos años de fundada. 

Durante la clausura, los 46 jóvenes instrumentistas, bajo la batuta del director invitado Leonardo Federico Hoyos, interpretaron repertorio clásico y adaptaciones de temas tradicionales colombianos, y el público los despidió de pie, con un sonoro aplauso.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.