Iniciativa para proteger a un arrecife huérfano en la bahía de Cartagena

Un ‘milagro’ ecológico sobrevive bajo la contaminada bahía de Cartagena y un grupo de ciudadanos hace lo posible por protegerlo.

Se trata del arrecife coralino Varadero, descubierto hace menos de tres años entre las islas Draga y Abanico, al sur de la bahía, frente a las costas de Bocachica. La iniciativa Salvemos Varadero fue conformada con el propósito de prevenir que esta estructura subacuática sea deteriorada como ha ocurrido en otras zonas de la bahía por la contaminación.

Y el interés de proteger al arrecife coralino ocurre en este momento por la incidencia que habría con el desarrollo del proyecto de construcción de una variante al actual canal de acceso a la bahía de Cartagena, a través de un trazado que estaría justo en la zona de Varadero.
Este proyecto se ejecutará a través de un convenio entre el Ministerio de Transporte y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). Las sociedades portuarias de la ciudad también participan. En este momento el proyecto está en una fase preliminar de estudios ambientales, sin embargo, ya cuenta con estudio de prefactibilidad y diseños.

Este proyecto fue definido por el Ministerio de Transporte como “una especie de segunda calzada para el acceso a la bahía de Cartagena”, argumentando que crear una variante al único canal de acceso que hay ahora permitirá reducir los tiempos de espera de ingreso y salida de cruceros, portacontenedores y tanqueros en condiciones eficientes y seguras, así como ahorros en fletes, y por lo tanto contribuirá a mejorar la competitividad de Colombia, ya que se estima que en el 2018, el tránsito en la zona sea de 8 mil barcos anuales.

Respaldo de Mininterior

Los promotores de Salvemos Varadero buscan alternativas a este proyecto de infraestructura, en donde no se atente contra el arrecife coralino.

Esta iniciativa fue inscrita en el programa Causas ciudadanas del Ministerio del Interior, en el que se inscriben propuestas impulsadas por la ciudadanía a través de plataformas digitales y si cumplen con un tope de 20 mil me gusta o firmas digitales, el Ministerio se compromete a reunirse con los promotores, evaluar su causa y apoyarlos con el trámite en busca de soluciones. Salvemos Varadero lo logró tras comenzar su propuesta en junio del año pasado y avanza en sus trámites con el Mininterior.

“No nos oponemos al desarrollo, siempre y cuando se planifique de forma inteligente y sin sacrificar, de ninguna forma o estrategia, un arrecife que es tanto una garantía de seguridad alimentaria para las comunidades nativas de la zona, como un enigma para la ciencia que está en mora de explicar muchas inquietudes”, ha propuesto Bladimir Basabe, creador de la iniciativa Salvemos Varadero.

De hecho, hace unas semanas los creadores de la iniciativa se reunieron con representantes de Change.org, la plataforma a través de la cual recolectaron firmas, y se definió un equipo de trabajo para la gestión que se inicia. Además, Salvemos Varadero fue seleccionada como candidata en la categoría Ambiente al III Premio Nacional a la Movilización Social Digital, del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Habla la FDN

Los promotores de Salvemos Varadero cuestionan que para el proyecto de construcción de una variante de acceso a la bahía se ‘aproveche’ la licencia ambiental que ya existe para el canal de acceso actual, a la que se incorporaría el nuevo dragado que implica el proyecto.

“Estamos hablando de un canal y un dragado nuevo que legalmente merece una licencia nueva, pero la propia ley está permitiendo que se anexe ese proyecto a uno que aún tiene la licencia activa (…) En una reunión que se hizo en Bocachica pregunté sobre si se afectaría el arrecife y lo que me dicen es que se había rectificado el trazado que tendría este nuevo canal para afectarlo ‘un poquito’, es decir, de alguna manera se va a afectar”, explica Bladimir Basabe.

Consultados sobre los cuestionamientos, la FDN respondió a este medio que tras evaluar varias opciones, se estudió la alternativa de un trazado en la zona entre las islas Abanico y Draga, que de acuerdo al análisis para ese proyecto “es el que ofrece la mayor seguridad en la navegación y el menor impacto ambiental”.

Recalca que los estudios ambientales que realiza en la zona a través de la firma Aqua Terra, continúan analizando el impacto eventual de hacer la variante al canal allí y su posible mitigación ante las eventuales obras. “Se estudia la población coralina en la zona para lo cual próximamente se integrará al equipo un experto internacional en corales”, indicó la FDN.

“La legislación nacional para la ejecución de este tipo de proyectos, exige la autorización de la autoridad ambiental, para lo cual es necesario contar con un estudio de impacto ambiental, que asegure que es viable hacer una variante del canal por este sector, y que establezca las mitigaciones necesarias en caso de potenciales impactos al medio ambiente y el diseño de las medidas a implementar”, finalizó.

Poca difusión sobre Varadero

En Varadero se encontró una extensión de 1,8 kilómetros cuadrados de arrecife coralino “en excelente estado de conservación, en mejor estado que los que hay en las Islas del Rosario y muchos lugares en el Caribe colombiano. A pesar de que el agua de la bahía está contaminada con metales pesados y que recibe todo el sedimento del Canal del Dique, el arrecife está perfecto”, destaca Basabe.

Fue la bióloga Valeria Pizarro (que hoy integra Salvemos Varadero) la que lo ubicó y quien hizo el reporte del estado del arrecife ante una revista científica internacional. Por el poco conocimiento que hay sobre la situación de arrecife coralino de Varadero, este es considerado “huérfano”. “Todos los arrecifes coralinos de Colombia están registrados en un inventario nacional oficial que maneja Invemar (Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras). La última edición de ese inventario data del año 2000, por eso toda la información que se encuentra de Varadero es muy poca”.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.